El mejor y más bonito

iPhone noDespués de un cambio de look en el blog que aún me tiene en ascuas por algún detalle que me está dando la lata (las encuestas no funcionan bien con este theme de Wordpress) y que estoy intentando solucionar, quisiera escribir esta vez, y después de bastante tiempo, sobre algo que vengo oyendo en algún que otro sitio, a pesar de que sé que probablemente suscitaré algún “resquemor”, aunque espero que no, pues para nada es mi intención.

Y es que por un lado da la impresión de que como el iPhone no hay nada, y por otro resulta que Symbian es lo peor. Son dos temas completamente distintos y que no tienen nada que ver. Vayamos por partes, y os aseguro que intentaré ser lo más objetivo posible.

No pongo en duda que el iPhone ha sido una revolución en el mercado de la telefonía, que Apple estuvo acertado en el diseño de este innovador aparato, y que desde luego ha sido el precursor de otros dispositivos que posteriormente han ido apareciendo en el mercado, obligando a otras compañías a esforzarse en avanzar tecnológicamente, o bien a usar los conocimientos tecnológicos que ya poseían, pero que tenían “reservados” para un futuro, con el fin de hacer algo cuanto menos parecido al iPhone para no quedarse atrás en el mercado. En este sentido, no creo que quede ningún fabricante de terminales móviles que no haya sacado su particular “versión del iPhone“. Desde entonces, ha existido una batalla encubierta protagonizada por los llamados “iPhone killers”, con mayor o menor fortuna para estos competidores. Es cierto que la mayoría de los dispositivos no han sido más que vanos intentos de copia del iPhone que no han gozado de mucho éxito, pero también es cierto que ha habido fabricantes que han sacado modelos muy dignos, y realmente capaces de plantar cara seriamente al tan innovador iPhone.

Lo que no me explico es que, después de reconocer esto último, hay quien sólo ve defectos en estos dignos competidores e insisten en reafirmar la supremacía del iPhone sea como sea. Bueno, la verdad es que sí podría explicarlo, pero sólo si veo estas afirmaciones a través del fanatismo que suscitan las marcas, y no sólo Apple, pues también hay fanáticos de Sony, de Nintendo, de Nokia… Es mi deseo respetar a todo el mundo, pero nunca entenderé que la obcecación por una marca en particular esté por encima de la lógica y de la evidencia. No critico ser fan de una marca, ojo, pues cada uno es libre de ser lo que quiera; pero sí el hecho de que el gusto por esa marca (o por lo que sea) tenga que estar obligadamente por encima de, como digo, toda lógica y evidencia. Porque una cosa es decir que a pesar de sus múltiples defectos (que los tiene, unos achacables al mismo aparato y otros a Apple), personalmente alguien diga que sigue prefiriendo el iPhone, cosa que me parece muy respetable, y otra cosa muy distinta es afirmar lo que comento al principio de este párrafo, insistiendo en ensalzar las virtudes del iPhone frente a los “terribles inconvenientes” de estos competidores. Lo siento, pero no me parece justo y debo decirlo, a pesar de que pueda haber quien me critique por ello.

En este caso, como he dicho, es cierto que Apple ha sido innovador y que su dispositivo es estupendo en varios sentidos. Pero no hay que olvidar que Apple no es la única que sabe innovar tecnológicamente. Como simple ejemplo citaré a su directo competidor, Microsoft, que aunque tampoco es santo de mi devoción, sin embargo es justo hablar de la tecnología “Surface“, la cual es realmente impresionante. Quien no haya oído hablar de Microsoft Surface, puede ver aquí a qué me refiero.

Por lo tanto, el mundo tecnológico avanza gracias a los pasos de no sólo una compañía, sino de todas las empresas que han aportado y siguen aportando su particular granito de arena en este fascinante ámbito: el BluRay de Sony; el CD de música, que fue presentado (que no inventado) por Philips, según creo recordar; la telefonía móvil, que nació en 1947 en los laboratorios Bell, aunque fue en 1983 cuando se fabricaron los primeros equipos; y un largo etc. de inventos tecnológicos que revolucionaron el mundo, cada uno en su momento y a su manera.

Luego está el tema de los iconos. Esto es curioso, porque he llegado a escuchar alguna insinuación de que Android es, cómo no, una copia del iPhone OS, y una de las razones principales es que, al parecer, los iconos son muy similares… Ante estas afirmaciones uno se queda pensando si no es cierto que incluso antes de las pantallas a color en los móviles, ya había algunos dispositivos que utilizaban iconos para gestionar sus menús, sistema que terminó por popularizarse cuando las pantallas a color tomaron el relevo.

Pero lo peor no es esto, porque por otra parte ahora parece que la han tomado con Symbian, y resulta que este estupendo sistema operativo para teléfonos móviles está a punto de caer en la obsolescencia, lo cual ya me deja perplejo hasta el extremo. Un sistema operativo que, entre otras ventajas, ha otorgado a pequeños terminales telefónicos la capacidad de instalar aplicaciones de gran calidad y de índole muy variada. Es cierto que es ya antiguo, y que su evolución quizás no está a la altura de la vistosidad, las funciones y las capacidades de los nuevos sistemas como Android, Web OS, iPhone o Blackberry, pero sigue haciendo su trabajo muy dignamente, ahora incluso en dispositivos táctiles, en su versión 9.4 (S60 v5), para la que existen ya multitud de aplicaciones. Estoy seguro de que, salvo contadas excepciones, todos los que hemos tenido o aún tenemos alguno de estos dispositivos tan modernos y sofisticados podríamos funcionar de sobra con un “casi obsoleto” terminal Symbian, cubriendo absolutamente todas nuestras necesidades, incluso las más actuales, y de sobra.

En definitiva, me gustaría romper una lanza por la lógica y el sentido común. Hay quien prefiere cualquier cosa antes que un iPhone, y si buscamos un poquito en internet incluso podremos encontrar razones por las que muchas personas consideran a ciertos dispositivos superiores a éste. Y que conste que no digo todo esto porque ahora tenga un Nokia 5800. Sería absurdo escribir una crítica como esta y pretender que sea objetiva si resulta que la base de la misma estuviera condicionada por esta circunstancia. Desde hace un tiempo he dicho y seguiré diciendo que no hay nada como estar abierto a cualquier opción, sea la que sea, siempre que cubra nuestras necesidades de cada momento, y que se pueda adaptar a nosotros (y no al contrario), y para eso es válido cualquier aparatito, bien sea Symbian, Windows Mobile, iPhone, Blackberry, Android, o lo que sea. Lo importante es reconocer sus virtudes y sus defectos (ambos), y sopesar qué es lo que realmente nos interesa y nos viene bien. Y si por encima de todo alguien sigue prefiriendo un iPhone, pues perfecto, pero eso no tiene que significar que los demás son una “imitación”, o que son “peores aparatos”. Simplemente pueden ser unos dignos competidores.

Safe Creative #0910314801067

, , , ,

  1. #1 by macaki on 2 Noviembre 2009 - 13:27

    Hola de nuevo LiOnz…
    Este artículo de opinión me ha resultado muy interesante.
    Ciertamente hay mucha gente que sigue a una marca, o a un aparato en cuestión, por fanatismo puro. No paro de ver a diario cosas que hacen referencia a ello en la Red. Es impresionante muchas veces lo que se puede escuchar al respecto. Verdaderamente no lo puedo entender. Para mí ninguna marca merece tal “devoción”. Son empresas y como tal, en el fondo, todas van al negocio puro y duro, no nos olvidemos de ello, aunque nos puedan perjudicar en algunos aspectos. Si tragamos con lo que nos echen mejor que mejor. Precios abusivos, malos componentes, no cumplir con las garantías, etc.. etc.… Es lo de cría fama, ya sabéis… Y claro, no es lo mismo decir tengo un tal que tengo un pascual, y aunque nos haya salido malo y remalo, sigue siendo un pascual y por narices tiene que ser bueno, pues creo que no… El pascual no es tan bueno y encima muchas veces has pagado más por él por llevar ese nombre… y si te ha salido malo es porque estaba mal hecho sea lo que sea. Comprar una marca, hoy en día ya no nos ofrece muchas garantías…

    Soy de tu misma opinión, creo que ya lo he dejado claro en otras ocasiones. Soy usuaria de lo que me gusta y me viene bien, el día que sea de otra manera me decantaré por otra cosa diferente.
    El iPhone si es cierto que es el precursor en muchos aspectos de la nueva forma de entender los últimos apartados en telefonía móvil. Pero ni mucho menos tiene porque ser el mejor y el que mejores prestaciones tenga. Yo, como sabéis algunos, tengo el 3G y puedo afirmar que para mi gusto, tiene innumerables defectos. Sobre todo me fastidia que la cámara sea tan mala. Apple, para mí, es sinónimo de buena calidad de imagen. Cualquier Nokia de gama media, tiene mejor cámara que la del iPhone, la del 3G al menos, del 3GS no puedo afirmar lo mismo, no lo sé. Como me gusta hacer fotos en cualquier momento, me ha obligado a comprarme una compacta para llevarla siempre. Si fuera buena, para hacer una foto puntualmente, no tendría que llevar otro gadget en mi bolso. Es que no se pueden ni editar, y no es por los megapixeles. Tiene los suficientes para sacar una imagen en condiciones, es la lente que le han puesto, malísima donde las haya.
    Precisamente, en el último episodio del podcast de Puromac, he escuchado que los Android tienen mejores cualidades, hoy en día, que el iPhone. Recuerdo que decían, que la resolución de pantalla es más alta, el doble me parece, y que se puede poner otra batería fácilmente en caso de que se nos agote la que tenemos dentro. Competencia directa y buena.
    Esto es sólo un ejemplo, pero seguro que hay muchos más. Y no nos viene mal a los usuarios. Así todos se pondrán “las pilas” e intentarán mejoras sus nuevos aparatos. La competencia nunca es mala.

    Al margen de todo esto que estoy diciendo, he de decir que sí me gusta mi teléfono, no lo voy a negar tampoco.Y me gusta principalmente por su sistema, aunque haya otros que pueden ser buenos también. Ya lo he dicho en alguna que otra ocasión. Se integra perfectamente con mi ordenador y me parece tan amigable y conocido como el entorno que uso habitualmente. Al igual que por lo mismo me gusta mi iMac. Para mi Apple, es un buen OS básicamente, el diseño y lo demás no me importa tanto. Si buscamos esto último, también lo encuentras en otras marcas y quizá hasta con más variedad y añadidos de los que tienen los macs y por un precio quizá más razonable…
    Me queda un año de contrato con mi operadora, no sé qué haré después, no tengo ninguna prisa, probablemente vuelva a caer en el iPhone y en otro mac, me conozco y sé cual es mi tendencia. Por supuesto, si encuentro algo que me convenza más, lo veo bastante difícil no imposible, me cambiaré. Ahora bien, lo que tengo clarísimo es que tengo mis preferencias como usuaria, pero esa “devoción casi mística” que tienen algunos, no la tengo por nada… no me merece tanto la pena. Soy mackera, por supuesto que sí y bastante, y lo seguiré siendo porque así lo he elegido, pero porque uso mac desde hace muchos años, no por otra cosa. Y sé de sobra, después de tantos tiempo, de que pie cojean los aparatos y en sí la marca Apple. Y seguiré criticando lo que me parezca sin ningún reparo, aunque me siga costando más dinero lo que compre y haya gente que no le pueda agradar mucho las cosas que digo…

    Reitero que ha estado muy interesante tu escrito, y muy bien explicado tu punto de vista. Me ha gustado mucho y como siempre, me ha hecho reflexionar… :-D

    Un beso…

  2. #2 by LiOnz on 3 Noviembre 2009 - 16:08

    Entiendo lo que dices macaki.

    Ahora de forma más “coloquial” diré que escuchar estas cosas que comento en el artículo me pusieron de mala leche por un momento, porque me parece injusto del todo. Por un lado, Symbian lo peor, y no es justo, porque se le compara con los nuevos sistemas para teléfonos orientados a la red. No es justo comparar Symbian con Android/Web OS (Pre)/iPhone OS, porque no están concebidos para la misma forma de trabajo, y no tienen la misma “vocación”. No son comparables, y si se hace, indudable e injustamente se induce a error. Si symbian tuviera que evolucionar para “ponerse a la altura” de los otros mencionados, ya no sería symbian, sino otra cosa totalmente distinta.

    Y del iPhone qué te voy a decir… sé que tienes uno y que te gusta… disfrútalo lo que puedas. Frente a las ventajas que pueda tener, yo le veo serios inconvenientes por los que no paso, como por ejemplo:

    1. Pasar por iTunes (tiene narices a estas alturas que un aparato tenga que depender de un software como iTunes, en cuanto a funcionalidad y como metodología de trabajo).

    2. Conexión de datos obligatoria a un servidor de Apple para que éste envíe al teléfono las notificaciones de aplicaciones en segundo plano (a partir de la versión 3.0). Me parece alucinante que a día de hoy, un aparato como el iPhone requiera de un servicio externo para estos menesteres básicos, sólo porque a Apple no le salga de ahí mismo permitir aplicaciones en segundo plano directamente en el terminal (ni flash, etc.)

    3. ¿Apple me va a decir a mí qué aplicación es válida y cuál no para instalar en mi dispositivo? ¡¡¡Annndayaaaa!!!

    En fin, me indignan esas cosas, y peor aún que se justifiquen sin lógica alguna, y no sólo eso, sino que encima se quiera hacer ver que “es lo mejor” frente a los otros, que no son más que “imitadores”… Amos, hay que tenerlos cuadraos…

    Ya… ya me tomao la pastilla y estoy más tranquilo :-P

    Saludos.

  3. #3 by MarkusZ on 19 Noviembre 2009 - 17:09

    Q tal Lionz!!! Acabo de descubrir tu blog y me parece muy pero q muy interesante. Solo he tenido tiempo de leerme esta entrada y no he podido resistirme a poner un comentario :) .
    Llevo un mes,más o menos con mi nuevo juguetito: un Htc Magic con android (actualio a 1.6). Y tengo q decir una cosa. El telefono perfecto no existe. Antes de decidirme por este móvil estuve valorando otras opciones y al final elegí por precio/prestaciones. Yo creo q todos los telefonos son malos y todos son buenos. Todo depende del uso del propietario.

(No será publicado)

  • Sobre el autor

    LiOnz

    LiOnz

    Nombre: David

    Apasionado tecnológico, en contacto con ordenadores desde 1989, por trabajo y afición.

    Dispositivos electrónicos, informática, fotografía y diseño digital, son pasiones de toda la vida que le han llevado a probar una gran variedad de productos tecnológicos de consumo.

    Curiosidad, ilusión y espíritu crítico son constantes que aplica en todos los aspectos de su vida, incluído este proyecto: LiOn Designs.

  • Sindicación RSS

    • Any Feed Reader
  • Mi Flickr

    www.flickr.com
  • Encuesta

    ¿Qué te parece el cambio de aspecto del blog?

    Ver resultados

    Loading ... Loading ...
  • Artículos en eBay

  • Internautas TV



  • Estadísticas

    • © 2008-2009 (liondesigns.net)
    • - Actualizado: 02/12/2009
    • - Visitas totales: 32,951
    • - Últimas 24 horas: 64
  • Licencia



    Contenido del sitio protegido por una licencia Creative Common 2.5 España, bajo las condiciones de Reconocimiento - No Comercial - Compartir bajo la misma licencia.