Libros digitales con Papyre 6.1

Papyre 6.1Al empezar a escribir este artículo he querido hacer referencia a otro anterior que pensaba que había escrito, sobre el dispositivo que trataré en esta ocasión, pero me he quedado bastante sorprendido cuando me he dado cuenta de que no lo había hecho, así que no encuentro mejor ocasión.

El caso es que hace unos meses, y dada mi afición a la lectura, empecé a barajar la posibilidad de adquirir un lector de libros electrónico, y comencé a mirar modelos y precios. Después de sopesar alguna que otra opción, me centré en aquellos que se podían adquirir en España y que, por tanto, disponían de soporte técnico y garantía en nuestro país, hasta que finalmente me decidí por el que os presento en este artículo: el Papyre 6.1 , que adquirí con intención de estudiar y probar sus capacidades, sobre todo poniendo especial atención en la facilidad de conversión de libros para poder ser leídos en él, y pensando en la posibilidad de no quedármelo si no llegaba a convencerme en alguno de estos aspectos.

Estuve varios días haciendo pruebas y conversiones, usando las utilidades que para tal efecto pueden descargarse de su página web oficial, y he de decir que obtuve unos resultados aceptables en algunas ocasiones, aunque otras muchas veces me resultaba poco menos que imposible conseguir algo medianamente decente. Empecé a desanimarme bastante y a pensar que devolvería el aparato al día siguiente.

No obstante, antes de darme por vencido, decidí investigar en internet de forma un poquito más profunda a como lo había hecho hasta ese momento, y la verdad es que la cosa dio un giro radical y totalmente inesperado para mí. Para empezar, descubrí un lugar donde podía encontrar multitud de libros ya adaptados perfectamente al formato del dispositivo. Y por otra parte, descubrí la forma en la que podía dar formato a mis propios libros mediante una aplicación específica para esta tarea, que junto con unas interesantes instrucciones que pude encontrar, hicieron que mi alegría fuera cada vez mayor. Como podéis imaginar, acabé quedándome el lector, y este artículo es evidencia de ello. Pretendo ofrecer a continuación una pequeña orientación a los que, como yo, hace poco que han comenzado con este apasionante mundo de la lectura en un medio como este.

Técnicamente, el Papyre 6.1 cuenta con una pantalla de tinta electrónica (e-ink) de 6 pulgadas (12,3 x 9,1 cm), con 4 niveles de grises y una resolución de 600×800 píxeles, en la cual es posible incluso la visualización de fotografías, aunque lógicamente en blanco y negro. Es capaz de reproducir formatos PDF, TXT, RTF, DOC, HTML, FB2, MOBI, ZIP, LIT, PDB, EPUB, etc. Es decir, casi la totalidad de los formatos existentes para libros electrónicos. Puede leer imagenes JPG, y ficheros ZIP que contengan imágenes con este formato, y además, cuenta con un reproductor de música MP3 (viene con auriculares incluídos). Cuenta con 512 Mb de memoria interna (de los cuales quedan 450 Mb útiles), y acepta tarjetas SD (incluye un adaptador USB para tarjetas SD). Funciona con el sistema operativo Linux, y su batería puede durar semanas, ya que, en teoría, tiene capacidad para unos 10.000 pasos de página, aunque si contamos con el uso de batería que se hace al leer la tarjeta SD en repetidas ocasiones, y al realizar otro tipo de operaciones, como navegar por los menús, podría decir que la realidad es que se hace necesario cargarlo cada 1500-2000 páginas, aproximadamente. Es necesario puntualizar que este dispositivo no hace uso de la batería cuando la imagen (o el texto) está en pantalla, sino únicamente cuando se pasa de página, lo cual quiere decir que podríamos dejar el Papyre encendido tranquilamente, en la página en la cual nos hemos quedado, sin temor a que la batería se vaya a descargar ni lo más mínimo. Asímismo, en la caja del producto también se incluyen dos tornillos de repuesto para la tapa de la batería, con un pequeño destornillador de plástico; la batería de litio (que es similar a la de un teléfono móvil); un cable USB, una correa y una funda protectora, además de los auriculares y el adaptador USB mencionados. Incluye una tarjeta de memoria SD de 2 Gb de capacidad en la que vienen incluídos 500 libros de regalo.

Papyre packEs de fabricación china, y su verdadero nombre es Hanlin V3. Está comercializado en varios países con distintos nombres, como lBook, Bebook, y Papyre 6.1 en el caso de España, cuyo importador es la empresa granadina Grammata , la cual ofrece, además de una tienda online de libros digitales, una sección de soporte y descargas de software y contenidos para el dispositivo. Es posible acceder igualmente a la página oficial del Papyre 6.1 a través de la dirección: www.papyre.com, donde se puede echar un vistazo a sus características y posibilidades. Es posible encontrar, además, una serie de fuentes RSS adaptadas al Papyre, que se actualizan a diario y se encuentran listas para ser descargadas y copiadas al aparato, como distintos diarios informativos y otras revistas, lo que quiere decir que cada mañana podremos leer el periódico del día o alguna de nuestras publicaciones preferidas mientras vamos de camino al trabajo. Aunque estos contenidos aún están algo verdes, en el sentido de que el formato y visualización de los mismos no acaban de ser del todo correctos. Además, y como he mencionado un poco más arriba, podremos encontrar una tienda online de libros, aunque según lo que he podido ver, no parece contar con muchos títulos actuales. Por otra parte, aquí podréis encontrar los firmwares oficiales y otros programas para convertir nuestros libros digitales a los distintos formatos soportados por el lector.

Papyre recuerda la página en la que se dejó la lectura de cada uno de nuestros libros, para que cuando se desee retomar la misma, sea posible hacerlo en el punto exacto donde paramos la última vez. Es posible, igualmente, crear hasta ocho marcas de referencia para cada libro, a las que luego podremos volver cuando así lo estimemos oportuno. Asímismo, podremos cambiar el tamaño de la fuente con la que deseamos leer, y nuestra selección será recordada hasta la finalización del libro. Es posible también introducir el número de página al que se desea avanzar o retroceder. Y dado que alguna que otra vez podría bloquearse, es conveniente tener a mano un clip de esos para sujetar papeles, ya que podría venir muy bien para acceder al botón de reset, situado en la parte trasera.

El lector se puede conectar directamente al ordenador mediante el cable USB incluído, y si todo va bien, nuestro ordenador reconocerá automáticamente dos unidades nuevas: la memoria interna del Papyre, y la tarjeta SD. Es verdad que otros lectores disponen de un puerto USB 2.0, que es más rápido que el USB 1.0 del Papyre, pero es que para pasar unos cuantos libros, que no ocupan más de 1 ó 2 Mb cada uno, el USB 1.0 es más que suficiente. Otra cosa es que hubiera que copiar en él películas que ocupan 300 Mb, ó 700 Mb, en cuyo caso diría, sin duda, que la conexión USB 2.0 es más apropiada. Pero no es este el caso. Además, la tarjeta SD se puede sacar del lector y utilizarla desde cualquier otro lector que tenga nuestro ordenador, con lo cual ese inconveniente desaparece, dado que si además nuestro ordenador dispone de un lector de tarjetas, probablemente será USB 2.0 o más rápido incluso (si está integrado en el ordenador, como en el caso de algunos portátiles). Es más: si sólo disponemos de puertos USB en nuestro ordenador (que si no es muy antiguo, serán USB 2.0), el adaptador para tarjetas SD que incluye el mismo Papyre nos permitirá copiar nuestros libros a la tarjeta a la máxima velocidad que nos permita nuestro sistema.

En cuanto a los niveles de grises, es cierto que otros lectores tienen 8 mientras que el Papyre sólo 4. Las fotos que he visto en el Papyre no se ven mal; en blanco y negro por supuesto, pero no se ven mal. Además, tratándose de un dispositivo en el que su uso fundamental va a ser la lectura de libros, no me parece que los niveles de gris sea un factor determinante. Otra cosa es que decidamos leer mucho cómic (que lo hay también para estos aparatos), en cuyo caso, mientras más niveles de grises sea capaz de mostrar el lector, más claros se verán los dibujos e imágenes. Pero no es este mi caso.

Pero lo que de verdad me llamó la atención e hizo que decidiera quedarme con el dispositivo fue todo lo que viene a continuación en este artículo; ese “submundo” que encontré en varias comunidades de soporte y desarrollo en Internet, sitios en los que, como ya podréis imaginar, una gran comunidad de usuarios se da cita para sacar el máximo partido a practicamente cualquier cosa que os podáis imaginar. Y el Papyre no podía ser menos…

Una de las páginas que de verdad me hicieron ilusionarme con este dispositivo es la siguiente, donde se puede encontrar un gran número de libros en formato FB2 para el Papyre y otros dispositivos “compatibles” (quizás el mejor formato para usar con el lector): http://www.papyre.co.cc/ Ahora mismo hay 2.879 libros de todos los géneros, y cada día el número va aumentando. Además, cuenta con unos foros (donde yo estoy dado de alta y participo de vez en cuando) en los que es posible encontrar soporte, consejos y soluciones para cualquier cuestión que se nos pueda presentar.

Otro lugar más genérico, donde es posible encontrar información sobre lectores electrónicos, y donde también hay un foro en el que plantear dudas, problemas, etc., es la web: http://www.zonaebook.com/ donde existen análisis de distintos modelos de lectores, vídeos, etc. Es una buena página para informarse.

Y si nos topamos con algún libro más rebelde, posiblemente lo podamos encontrar aquí: http://www.quedelibros.com/ aunque es probable que haya que convertirlo para poder leerlo no sólo con el Papyre, sino con cualquier otro lector; a no ser que el libro en cuestion se encuentre en formato .TXT, que tampoco es mala opción para leer directamente en este tipo de dispositivos. Y además, será posible convertir algunos formatos con los programas de conversión que se pueden descargar desde la página oficial del Papyre.

No obstante, si aún así nos encontramos con la necesidad de adaptar correctamente un libro a nuestro lector, existen varias aplicaciones que nos permitirán editar cualquier tipo de libro digital para que podamos convertirlo y guardarlo en un formato compatible con nuestro dispositivo. No es un trabajo complicado, aunque requiere dedicar un tiempo a la edición y revisión de todo el texto. En el siguiente enlace encontraréis un ejemplo de instrucciones para editar un libro y adaptarlo a nuestro lector: http://fegoal.blogspot.com/2008/03/conviertiendo-libros-fb2-con.html.

CalibrePor último, existe un programa muy curioso y funcional que tiene la utilidad de gestionar en el ordenador nuestra colección de libros digitales, y aunque de momento no es compatible con el Papyre, sí que lo es con cualquier tarjeta de memoria de cualquier lector, con lo que es posible sincronizar nuestra colección de libros entre el ordenador y la tarjeta de memoria, y tenerla así bien organizada. El programa en cuestión es multiplataforma y se encuentra en el enlace: http://calibre-ebook.com, y aunque la página está en inglés, el programa se puede configurar en perfecto castellano. Lo he probado, y puedo decir que no está nada mal. Con esta aplicación, el flujo de trabajo y organización sería, más o menos, de la siguiente manera:

  1. Descargamos el(los) libro(s) que deseemos
  2. Lo(s) cargamos en el programa
  3. Se convierte(n) al formato deseado (si es que se necesita; y sí, dispone también de un conversor entre formatos, por si hace falta)
  4. Introducir la tarjeta SD en cualquier lector de tarjetas disponible en el ordenador (no funciona conectando el lector directamente por USB, ya que como antes he mencionado, no es compatible aún)
  5. Sincronizar la biblioteca (el programa se encarga de copiar los libros nuevos a la tarjeta de memoria)
  6. Volver a introducir la tarjeta en el lector electrónico
  7. Leer y devorar convenientemente en el aparato los nuevos libros introducidos

La ventaja de este programa es que cuenta con varias opciones interesantes, como tener archivadas varias versiones de cada libro (en varios formatos) y sincronizar sólo la(s) que nos interese, además de poder añadir “etiquetas” a los libros, como “título, autor, editorial, etc.”, e incluso una imagen de portada, por poner algunos ejemplos. Una opción sin duda interesante.

Si no se usa este programa, tan sólo será necesario disponer, por ejemplo, de una carpeta en el ordenador donde podamos organizar todos nuestros libros, y cada vez que se desee transferir alguno a nuestro dispositivo, lo único que será necesario hacer es copiarlo a la tarjeta de memoria del lector. Todo depende de lo que queramos hacer y cómo elijamos hacerlo. Posibilidades no faltan, desde luego.

Espero que este artículo haya podido servir de orientación a quienes comiencen a descubrir las bondades de uno de estos curiosos y sorprendentes artilugios que nos brinda la tecnología.

Safe Creative #0911275021952

, , , , , , , , ,

  1. #1 by maeltj on 28 Noviembre 2009 - 12:47

    Hola,

    Buena elección.
    Al principio nos preocupa a todos un poco el tema de los formatos, pero con programas como calibre, convertir todos los libros a un formato determinado no es un problema.

  2. #2 by macaki on 29 Noviembre 2009 - 1:54

    Hola LiOnz…

    Enhorabuena por el artículo, desde luego es de lo más completo y detallado. Está muy bien para saber en profundidad lo que son estos aparatos, en concreto el tuyo, y la manera de gestionarlos. Cualquiera que quiera comprarse uno, aquí tendrá una buena guía para hacerlo, con referencias y links incluidos…

    A mí me atraen bastante, soy también aficionada a la lectura y ya no sé en dónde meter tanto libro… jejeje. Con este artilugio en ese aspecto genial. Pero de momento me echa un poco para atrás el precio que tienen. Me siguen pareciendo un poco caros para lo que son en realidad. Técnicamente es algo bastante sencillo y no es que requiera mucho más precisamente. Y por otra parte también para mí los libros son pequeños tesoros, me costaría mucho prescindir del libro físico y la “parafernalia” de ir a comprarlos. El rebuscar en las estanterías, el olor a tinta y papel, el leerme los comentarios de las portadas, el buscar alguno difícil de encontrar… En fin, la tecnología tiene su parte buena, por supuesto, pero a veces con el uso de ella vamos dejando algo en el camino. Aunque seguramente algún día acabaré cayendo en ello, porque me apasiona tanto una cosa como la otra…

    Un abrazo…

    Ahhhhh por cierto, he leído por ahí que va a ser el regalo estrella de estas Navidades. A mí me parece que quizá estén exagerando un poco ¿no? ya lo veremos… jejeje

  3. #3 by LiOnz on 29 Noviembre 2009 - 11:18

    maeltj, muchas gracias. Calibre es una pequeña maravilla, desde luego, y si algo se resiste, Book Designer la solución. Con esos “descubrimientos” no hay nada que temer.

    macaki, muchas gracias a ti también por tus felicitaciones. Me alegro de que te haya gustado el artículo. Efectivamente, con un cacharro como este no tendrás olor a tinta, ni parafernalia a la hora de comprarlos. Todo lo más que podrás oler será el olor a electrónica, que tampoco está mal… :P

    Por otra parte, es cierto que yo también considero que el aparato es caro para lo que es. Ignoro si realmente es tan cara la tecnología de tinta electrónica. Lo dudo… Pero si decidí comprarlo es porque hay una gran cantidad de libros en internet libres de derechos a los que el usuario puede acceder, y que sin duda harán que amorticemos más o menos rápido (en función de cuánto leamos) la inversión en este dispositivo.

    No sé si será el regalo estrella estas Navidades, pero lo cierto es que cada vez veo más aparatos de estos en el tren, cuando voy al trabajo. Incluso una amiga mía y un compañero de trabajo se lo han comprado… Así que desde luego tiene pinta de que a corto-medio plazo pueda darse un gran auge en la venta de estos dispositivos.

    Un abrazo.

  4. #4 by darklooker on 29 Noviembre 2009 - 21:41

    Me gusta mucho tu review!. Gracias por mencionar mi humilde página, jejeje.

  5. #5 by LiOnz on 1 Diciembre 2009 - 18:27

    darklooker!!! Un placer verte por aquí!!! Humilde página la mía, que la tuya es una maravilla ;-)

(No será publicado)

  • Sobre el autor

    LiOnz

    LiOnz

    Nombre: David

    Apasionado tecnológico, en contacto con ordenadores desde 1989, por trabajo y afición.

    Dispositivos electrónicos, informática, fotografía y diseño digital, son pasiones de toda la vida que le han llevado a probar una gran variedad de productos tecnológicos de consumo.

    Curiosidad, ilusión y espíritu crítico son constantes que aplica en todos los aspectos de su vida, incluído este proyecto: LiOn Designs.

  • Sindicación RSS

    • Any Feed Reader
  • Mi Flickr

    www.flickr.com
  • Encuesta

    ¿Qué te parece el cambio de aspecto del blog?

    Ver resultados

    Loading ... Loading ...
  • Artículos en eBay

  • Internautas TV



  • Estadísticas

    • © 2008-2009 (liondesigns.net)
    • - Actualizado: 06/02/2010
    • - Visitas totales: 43,687
    • - Últimas 24 horas: 49
  • Licencia



    Contenido del sitio protegido por una licencia Creative Common 2.5 España, bajo las condiciones de Reconocimiento - No Comercial - Compartir bajo la misma licencia.